ITV Inspección Técnica de Vehículos

ITV ¿Preguntas frecuentes?

La ITV (siglas de Inspección Técnica de Vehículos) es un trámite completamente imprescindible para aquellos vehículos que han cumplido un cierto período de tiempo. En el caso de los ciclomotores se debe de pasar cuando el vehículo tiene más de tres años de antigüedad, en las motocicletas más de cuatro años, en los turismos cuando cumplen cuatro años y, tanto los vehículos ligeros, como los pesados o los autobuses también tienen su cierto período en la que se tiene que pasar.

En el momento en el que hemos terminado de pasar la ITV, se nos dará un documento acreditativo que asegurará que, efectivamente, nuestro vehículo está en condiciones para circular. En el momento en el que nos pare la policía, nos pedirá este documento y, si no lo tenemos, podemos llevarnos una sanción muy importante e, incluso, hasta nos podrían llegar a paralizar el vehículo.

Para poder pasar la ITV tenemos dos opciones:

  • 1) Acudir sin pedir cita previa: A diferencia de otros trámites oficiales, la ITV se puede pasar en cualquier taller que haya sido homologado para ello. Por esta razón, no siempre se nos exigirá tener cita previa. Desgraciadamente, en estos talleres se acumula una gran cantidad de cola por lo que, si no queremos perder toda la mañana y, quizá, que ni nos atiendan, lo que deberíamos de hacer es pedir cita previa siempre que podamos.
  • 2) Pedir cita previa: Con la cita previa se nos garantiza que nos van a atender en el día en cuestión. Es posible que no en la hora (ya que dependerá de lo ágil que pueda llegar ahí la cola), pero sí de la manera más aproximado posible a la misma. Lo cierto es que pedir cita previa es bastante sencillo, o lo que todos deberíamos hacerlo. Por lo general, podemos pedir la cita previa de manera física, por teléfono o, si el taller está preparado, también lo podemos hacer a través de Internet. Mas info sobre como pedir cita previa ITV.

¿Cuánto cuesta la ITV?

La ITV tiene un coste que deriva de toda una serie de circunstancias: por ejemplo, del tipo de vehículo, de la comunidad autónoma en la que recibamos e, incluso, del taller en el que decidamos realizarla. La administración recomienda una serie de precios mínimos que pagaremos en concepto de impuestos… Sin embargo, será labor del taller poder elegir exactamente las tarifas que se asocian a este tipo de servicio.

Esta es una de las razones, tal y como hemos comentado anteriormente, que puede llegar a hacer que nos desplacemos a un taller que esté mucho más lejos de nuestra publicación que cualquier otro. Incluso, algunas personas deciden aprovechar sus viajes a otras comunidades autónomas para pasar la ITV, ya que en muchos casos la diferencia de precio es más que significativa.

¿Cómo preparar el vehículo para pasar la ITV?

Tanto como si ya tenemos el vehículo algún tiempo, como si es la primera vez que vamos a pasar la inspección técnica de vehículos, será crucial hacer una pequeña revisión inicial para poder determinar que todo está de la forma en la que debería.

Por muchos conocimientos de mecánica que podamos llegar a tener, la verdad es que deberíamos de confiar en un taller especializado, que cuenten con los conocimientos y con los profesionales correspondientes, para que puedan echar un vistazo a nuestro vehículo y, de esta manera, poder determinar que todo funciona como debería.

La gran ventaja es que, como ya estamos en el taller, si hay alguna pieza que no funciona, o que se recomienda su sustitución, ellos lo harán. Por supuesto, antes de ello harán un presupuesto personalizado que nosotros podremos aceptar o no dependiendo de lo que nos queramos gastar.

Igualmente, es necesario considerar este tipo de tratamiento pre-ITV ya que puede ser la clave definitiva para qué la terminamos pasando con éxito.

¿Qué ocurre si me paran teniendo la ITV caducada?

A efectos prácticos es como si nunca logras pasado, ya que sólo importará si el reciente: y esto tiene su sentido ya que puede ser que en el pasado nuestro vehículo estuviera en condiciones de circular, pero que ahora no lo esté.

En cualquier caso, actualmente la multa por circular con la ITV caducada es de 200 € (que se puede reducir a la mitad, a 100 €, en el caso de que paguemos pronto).
Existen algunos casos especiales en donde los agentes podrían perdonarte la multa si le presentamos la documentación que acredita que ya tenemos la cita previa solicitada, pero no es garantía de ello.