Cita previa Medico

¿Estas buscando cita previa medico? En España se tiene derecho a la asistencia gratuita siempre y cuando se cumpla con una serie de características: en principio, la asistencia es completamente gratuita para aquellos nacidos en el país, hasta que cumplen los 26 años. Será en ese momento cuando tendrán que haber cotizado una cierta cantidad de tiempo porque, de lo contrario, tendrán que empezar a pagar por ella.

Sin embargo, sí pueden acreditar que tienen ingresos, entonces estarán exentos del pago.

Por lo general, la asistencia sanitaria en España también será gratuita para aquellas personas que provienen de países de la Unión Europea, y para ciertos extranjeros de otros lugares en algunas determinadas condiciones que deberíamos de consultar con las administraciones.

Podrás recibir asistencia sanitaria en cuando te ofrezcan una tarjeta donde aparecerá tu número NUSS; que es un número que te identifica y que coincide con el número de afiliación de la seguridad social (aunque no tiene nada que ver con que estemos o no afiliados).

En el momento en el que queremos solicitar tratamiento médico en el ambulatorio que nos corresponde, tenemos que saber que tan sólo nos lo podrán dar en el caso de que hayamos solicitado cita previa con antelación. Debes de saber que el sistema está tan congestionado que es prácticamente imposible que nos atiendan sin tenerla.

Además, incluso, a veces podemos solicitar la cita y darnos cuenta de que tenemos que esperar varios días hasta que nuestro médico esté disponible.

Existe una excepción para no tener que pedir una cita, y esto ocurre cuando tenemos algún tipo de urgencia: por ejemplo, si tenemos fiebre, sino nos encontramos bien, si pensamos que nos vamos a desvanecer: podremos acudir a cualquier tipo de centro médico (tanto como es un ambulatorio, una clínica, un hospital) tienen la obligación de atenderlos. No obstante, esto no quiere decir que no tengamos que hacer cola para ello, sobre todo si hay casos graves delante.

Si quieres conseguir cita previa para obtener tu cita médica, se darás cuenta de que la administración pone a tu disposición toda una gran cantidad de fórmulas de lograrlo.
A continuación, vamos a analizar de forma extensiva todas las posibilidades.

¿Cómo puedo conseguir cita previa medico con nuestro centro de salud?

  • Si quieres conseguir cita previa, o simplemente informarte sobre la ubicación en la que se encuentran los hospitales más cercanos a tu ciudad o a tu provincia, tienes tres formas para conseguirlo: o bien de manera física, a través de Internet o por teléfono.
  • Lo primero que deberías de hacer es informarse exactamente del Centro de salud que te corresponde; dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres, es posible que tengas algunas funcionalidades para que te sea más fácil pedir la cita (por ejemplo, en algunas de ellas podemos encontrar aplicaciones específicas que podemos utilizar desde nuestros teléfonos móviles).

Pedir cita previa medico a través del teléfono

La siguiente opción que se nos presenta es solicitar la cita previa a través del teléfono que la administración pone a nuestra disposición.
Dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, existen dos tipos de teléfonos:

Listado citas previas por comunidad

Pedir cita previa medico por Internet

Lo último de lo último, tecnológicamente hablando, para poder pedir cita previa en el médico es utilizar las últimas tecnologías, y esto lo vamos a conseguir gracias a Internet.

En todas las comunidades autónomas nos encontramos con plataformas a través de las cuales podremos pedir la cita previa a través de Internet sin tener que complicarnos la vida, y teniendo la facilidad de poder encontrar un amplio listado de todas las citas disponibles para que, con calma, podamos elegir aquellas que más se adapten a nuestras especificaciones.

Pedir la cita por Internet es bastante sencillo; lo único que tendremos que hacer es averiguar la pagina web que corresponde a nuestra comunidad. Una vez que entremos a la web, tendremos que utilizar un sistema de validación, y normalmente nos encontramos con dos opciones diferentes:

1) Validación por número de tarjeta sanitaria: El primer sistema de validación que nos encontramos, el más habitual, es utilizando nuestro número de tarjeta sanitaria, así como otro dato relacionado (por ejemplo, suele ser nuestros nombre y apellidos y, además, la fecha de nacimiento). La verificación por el número de tarjeta sanitaria es válida para pedir una cita, pero no para realizar otros servicios que puedan llegar a ser más complejos como la consulta de nuestro historial médico.

2) Validación con DNI electrónico/certificado digital: La otra opción que se nos presenta es la validación con estos sistemas. Gracias a ellos no solamente podremos pedir cita previa, sino que podemos realizar toda una gran cantidad de trámites a lo largo de las diferentes administraciones. El problema de este sistema es que tendremos que haber acudido previamente a la seguridad social, y estar identificados. Por otra parte, en el caso del DNI electrónico, tendremos que tener un soporte que sea capaz de leerlo, que nos pida la contraseña, para que podamos empezar a operar. También hay que considerar que los navegadores que nos dan acceso a Internet deben estar configurados de la forma correcta.

En el momento en el que estemos dentro del sistema, nos aparecerá el listado de citas para poder elegir la que queramos. Además, también podremos consultar una anterior en el caso de que nos hayamos olvidado, o bien cancelarla si no vamos a poder asistir a la misma.

Por otra parte, como ya hemos comentado al principio del artículo, en algunas comunidades autónomas, no en todas, podemos encontrar aplicaciones específicamente diseñadas para solicitar la cita previa en el médico. Éstas son muy sencillas de utilizar, mide muy poco y son compatibles con prácticamente cualquier tipo de móvil o sistema operativo.

Así podemos tener fácilmente la app instalada, sin que ocupe mucho, y usarla cuando queramos.

Cita previa medico a través de un teléfono con un operador real

Por lo general, para poder solicitar este tipo de servicio lo que necesitaremos desconocer el número de atención al cliente del ambulatorio que nos corresponde.
En realidad, lo que estamos haciendo es hablar directamente con el facultativo que nos va a atender en el mostrador, con la gran ventaja de que nos vamos a ahorrar toda la cola que no sabríamos encontrado si nos hubiéramos presentado en el lugar de manera física.

Lo único que tendremos que hacer es solicitar una cita el profesional nos irá informando de aquellas que tiene disponible.

Sin embargo, en el caso de que la cola sea demasiado extensa, probablemente ni tan siquiera atiendan el teléfono. De esta manera, puede que no siempre sea la mejor opción a considerar.

Cita previa medico a través del teléfono con sistema automatizado

Antes que nada es importante que sepas que este servicio no está habilitado para todos los centros médicos, ni para todas las comunidades, además, también podría entrañar algún tipo de coste ya que, en ocasiones, estamos hablando de un número de teléfono con prefijo 902.

En este tipo de servicio lo que nos encontraremos cuando hagamos la llamada es un robot que se encargará de reaccionar a nuestra voz, o bien a las teclas del aparato. Nos irá diciendo todos los servicios que podemos elegir para que sea más fácil la experiencia.

Sin embargo, el problema que presenta este sistema es que no está preparado para todo el mundo: sobre todo aquellas personas mayores pueden encontrase con serias dificultades para saber lo que están haciendo.

Además, nos ocurre algo parecido a cuando intentábamos obtener la cita previa de manera física, pero todavía mucho más complicado. Y es que el sistema nos dirá las citas que tenemos disponible y, si no nos interesan, las tendremos que ir descartando hasta llegar a aquellas que queremos.

Si no nos aclaramos es posible que perdamos toda la mañana con ello.

Pedir cita previa medico de manera física

Esta es la fórmula que siempre se ha seguido, la más clásica, y la que todavía muchas personas siguen utilizando.

El procedimiento es sencillo: lo único que tenemos que hacer es acercarnos al mostrador y pedir al profesional que se encuentra al otro lado que nos dé una cita siguiendo nuestros criterios.

Sin embargo, esto presenta un problema básico de inicio y es que tendremos que hacer una larga cola: y no sólo eso, sino que la tendremos que hacer dos veces, en el momento en el que queramos pedir la cita previa, así como cuando vayamos a cumplir con ella.

Además, también puede ser algo engorroso porque no tendremos todo el listado de citas disponibles, tendremos que ir preguntando de manera continua al facultativo para ver si tienen una cita en el día y en la hora que nos interesa.

Si no quieres perder toda la mañana haciendo colas, este sería el último método por el que te deberías de decantar.

Con esta completa guía sabrás exactamente de qué manera puedes solicitar cita previa medico independientemente de la comunidad en la que te puedas llegar a encontrar.