Catsalut cita previa

¿Buscas información sobre cita previa en CATSALUT? En Cataluña existe un servicio de atención médica para Barcelona, Lleida, Girona y Tarragona, muy sofisticado que funciona mediante un sistema de citas. Gracias a las mismas, se consigue que cada paciente pueda obtener el tiempo de cita deseado para poder tratar su problema. Todo el sistema de citas se controla a través de lo que se conoce como Catsalut.

Se trata de una completa base de datos en la que se encuentra toda la información relativa al paciente (como pueden ser sus datos personales, su historial médico, datos de contacto, la posición en las listas de espera de algún tipo de intervención…). Además, se encarga de cuadrar las citas para que no se solapen y que el tiempo de las mismas se pueda adaptar a la demanda del momento.

Debes de saber que es completamente imprescindible acudir con la cita previa para que nos puedan dar la atención médica que necesitamos en Cataluña.

Eso sí, en el caso de que nos tengamos que enfrentar a alguna urgencia, y no podamos esperar, entonces no hará falta solicitar la cita previa. Será en ese momento cuando operarán bajo su sistema de priorización: si tenemos una urgencia que no puede esperar, entraremos de los primeros. De lo contrario, si hay alguien que está peor que nosotros, tendrá prioridad.

Para poder ayudarte a solicitar la cita previa en Catsalut hemos preparado este extenso texto que te ayudará a solucionar todas tus dudas sobre los diferentes métodos que tienes a tu disposición.

Todas las formas para pedir cita previa al servicio de salud de Catsalut

Pedir en CATSALUT cita previa a través del teléfono

Por otra parte, también podemos cursar la cita previa a través del teléfono.
En este caso, tenemos dos opciones:

Teléfono 061: Se trata de un número de teléfono que está disponible los 365 días del año/24 horas al día. Es decir que, independientemente de cuando queramos pedir la cita previa, estará disponible para poder darnos la atención que necesitamos.

El problema es que no nos va a tender una persona real, sino un sistema automatizado. Para poder seleccionar la cita, tenemos que utilizar bien los comandos de voz del teléfono, o bien el propio teclado. Lamentablemente, poder elegir una cita de esta manera puede llegar a ser algo complicado, ya que tendremos que ir rechazando las que no nos interesen, hasta llegar a aquellas que sí que se adapten a nuestras especificaciones.

Teléfono específico del Centro de salud: Otra de las fórmulas que se ponen a disposición del paciente es el teléfono de cada centro de salud específico. En este caso, será tarea del usuario poder investigar de antemano hasta encontrarlo.

La gran ventaja de llamar a este número de atención al cliente es que vamos a hablar con un operador real, al cual le podemos transmitir cualquier tipo de duda, consulta, o inquietud que se nos pueda llegar a presentar.

Ahora bien, en aquellos momentos en donde la cola para pedir cita previa física esté algo congestionada, entonces tendremos el problema de que puede que no nos cojan el teléfono. Por otra parte, el hecho de solicitar citas por el teléfono puede ser algo tedioso, ya que ponernos de acuerdo con la otra persona no siempre es sencillo.

CATSALUT cita previa por de Internet

También podemos pedir la cita directamente a través de Internet, eliminando el intermediario del facultativo, y siendo nosotros los que directamente interactuaremos con la base de datos.
Para ello, será tan fácil como entrar a la plataforma que la administración pone a nuestra disposición, y seguir las instrucciones. Lo cierto es que el sistema es tan intuitivo que, independientemente de que nunca hayamos pedido una cita previa de esta manera, no tardaremos en hacernos con él.

Para poder verificar nuestra identidad, tendremos que introducir tanto nuestra fecha de nacimiento, como el código que no se identifica en la seguridad social, y que aparecerá representado en la propia tarjeta sanitaria.

No todo el mundo lo sabe, pero para poder solicitar la cita de esta manera es importante que la tarjeta esté activada previamente en el Centro médico. Por esta razón, si el sistema no funciona, seguramente tengamos que acudir al mismo para que nos ayuden con el problema.

También tenemos la opción de acceder utilizando nuestro DNI electrónico/o un sistema de certificado digital.

La gran ventaja de elegir esta última opción es que no solamente tendremos la habilidad de poder pedir cita previa, sino que también podemos consultar algunos datos relativos a nuestro historial médico, cambiar ciertos datos de contacto, o hacer trámites relacionados.

Independientemente del sistema que elijamos, si los datos aparecen en la base de datos, podremos seguir adelante.

Será entonces cuando tendremos que elegir exactamente cuál es el motivo de nuestra solicitud: por ejemplo, una cita con el médico de cabecera, con enfermería, con el pediatra, para poder solicitar la píldora del día después…

Finalmente, introduciremos nuestros criterios para poder encontrar aquella cita médica que más se adapte a nuestras pretensiones; es decir, tanto el día, como la hora. Será entonces cuando el sistema se esforzara en ofrecernos la cita que más se ajuste a nuestros criterios.

Gracias a este sistema, también podremos proceder con la anulación de la cita en el caso de que no podamos asistir.

Pedir cita previa físicamente

Aunque no es la opción más rápida, sí que es la más simple, ya que el ciudadano no tendrá que hacer nada. Tendrá que hacer cola para hablar con el facultativo del mostrador y, dependiendo de la disponibilidad de citas del momento, podrá elegir la que se ajuste a sus criterios.

En este caso, el facultativo es un intermediario que se encargará de acceder a la base de datos por el paciente.

El problema de pedir la cita de esta manera es la cola: y es que, a pesar de que hay otros métodos de solicitud de citas, como la gran mayoría de las personas se decide por éste, suele estar bastante masificado.

Éstas son las fórmulas más habituales para poder solicitar la cita previa CATSALUT.
Web CATsalut aquí.